domingo, 27 de mayo de 2012

TE LO CUENTA MERY

Mery es una chica que escribe varios blogs y que, como los autores que protagonizaron el Primera Persona del CCCB los días 4 y 5 de este mes, toma su vida como materia para sus escritos. Sobre todo habla de amor y, aunque no me interesa todo lo que escribe (ni cómo lo escribe), a veces ¡me sorprende con palabras, pensamientos y emociones con las que me identifico tanto! Además, nutre sus relatos de autorretratos. ¡Me gusta esta chica!



Reírte a carcajadas despeina, hacer el amor despeina, viajar, volar, correr, meterte en el mar... despeina. Quitarte la ropa despeina, besar despeina, cantar hasta que te quedes sin voz también despeina. Bailar hasta que dudes si fue buena idea ponerte tacones altos esa noche te deja irreconocible. Así que deja que la vida te despeine, lo peor que te puede pasar es que sonriendo frente al espejo, te tengas que volver a peinar. 



Maravilloso es soñar contigo cada noche y ver tu sonrisa al despertar. Maravilloso es sentir tus brazos apretándome contra tu pecho. Maravilloso es saber que siempre estarás ahí en los buenos y malos momentos. Maravilloso es poder ser quien soy a tu lado, sin miedo a que me juzgues.


Hay sonrisas perfectas y amistades contadas, hay primaveras, otoños, temporadas buenas y otras malas.
Hay arte, y hay un ''por tocarte me desvivo''. Hay promesas que son para cumplirse, hay reglas que son para romperse. Hay quien se lleva nuestro recuerdo al irse y hay quien te sigue, para no perderse. 



Sé que no soy lo que buscas, no soy rubia y no me gusta el Martini con hielo. No soy alta, en realidad ni siquiera llego al metro sesenta, aunque con tacones  altos lo sobrepaso. Lloro demasiado, pero soy tan divertida que te dolerá cada centímetro del cuerpo de tanto reírte. Ahora no me río muy a menudo, la verdad, pero tengo una risa tan vital que cuando la oigas estarás siempre al acecho para oírla otra vez. No se dibujar y nunca me han enseñado a sonreír, tuve que aprender sola. Soy incapaz de estarme quieta, hablo demasiado y me enfado muy deprisa, aunque se me pasa muy rápido también. Lo que puedo prometerte es que no te aburrirás conmigo, te volveré loco y querrás salir corriendo de lo pesada que me pongo a veces. También te darás cuenta, con el tiempo, de que soy algo caprichosa y un poco coqueta también. Canto en la ducha y escribiré tu nombre en la arena todos los veranos. No te prometo que nos vaya bien, pero pondré toda mi alma en que lo nuestro funcione y, te lo recuerdo, soy muy caprichosa... 



Una persona que cuando ande borracha, me lleve en sus brazos. Alguien con quien compartir gustos, alguien que con sólo mirarme, me haga temblar. Alguien que sepa quien soy, quien fui, y pese a ello, que no se asuste de mis defectos. Alguien que me demuestre lo que siente, alguien que me diga lo preciosa que estoy un día en pijama. Alguien con quien levantarme cada mañana y ver que sigue ahí, mirándome. Alguien regalándome sus mejores noches, que sea sólo una fiera en la cama, que me regale ilusiones, pero que las cumpla después. Alguien que sólo me haga daño para decirme que no me quiere, que me ama. Alguien que me saque una sonrisa cuando menos puedo sacarla. Alguien que me dedique canciones en el coche. Alguien que me defienda como si fuera un tesoro. Alguien que me trate como una reina. Alguien que pueda hacerme llorar, pero de alegría. Alguien que después de todo esto, no huya. Alguien que sea capaz de querer, y no tan sólo de pasar una buena noche contigo y luego se acabó. Alguien con quien compartir una vida, nuestra vida.




¿Sabes porque me llaman loca? Porque disfruto de cada una de las putas locuras que el mundo tiene reservadas para mi. Vivo entre tacones altos, botellas de vodka y besos que no siento. Tengo mil argumentos para morir ahora mismo, pero querido desconocido, con este vaso en la mano y tu mano en mi culo tengo mil y un argumentos para seguir viviendo. 
Así que si me llaman loca es cosa suya.



En mi cabeza sólo hay una palabra. La definitiva: ''Vete, vete, vete''.
Y creo que es hora de hacerle caso.



Me gusta escuchar una voz familiar por las mañanas. Me gusta sentir algún apoyo cuando cuento algo. Me gusta que me escuchen. Me gusta oler los domingos a chocolate con churros. Me gustan los veranos, nadar en la piscina. Me gustan las largas noches calurosas de fiesta. Me gusta que esa noche, me digan que estoy sexy. Me gusta mirarme al espejo. Me gusta ver mi reflejo, mis imperfecciones, y pensar que algún día se irán. Me gusta ver a los viejecitos cogiditos de la mano, se ve tanto amor entre ellos. Me gusta mirar la ropa de la gente, quien sabe, a lo mejor por ahí anda mi gemela/o de suéter. Me gusta la tranquilidad, una tarde otoñal en un banco fumando y sin ningún problema en medio. Me gusta el olor de un porro, ese olor tan fuerte, para otros nauseabundo, que coloca. Me gusta que me hagan reír. Me gusta el olor a húmedo. Me gusta quitarle la cáscara a los cacahuetes con la boca. Me gusta cotillear un móvil cuando es nuevo. Me gusta leerme más de una vez el mismo libro. Me gustan los perfumes suaves. Por las mañanas, temprano, me gusta quedarme una hora delante de la estufa, ¡el calor me hace sentir tan a gusto! Me gusta la playa casi vacía. 




A veces, las personas lloran... no porque sean débiles, sino porque llevan mucho tiempo siendo fuertes. 


Preferimos un no antes que arriesgarnos por un quizá... Elegimos ser lo que somos y creemos que eso es lo mejor para nosotros. Nos falta jugárnosla por esa persona, por ese sueño. Arriesgar o acertar es parte de la vida. Pierde el que no lo intenta, el que se estanca en sus pensamientos. Corremos el riesgo de no crecer, de no esforzarnos, de no conocer ni aprender.  ERRAR NO ES FALLAR, SINO APRENDER A GANAR. 

Contigo quiero mi primer hijo, mi primer vestido blanco, mi primer aniversario, mi primer viaje fuera de España, mi primer piso... Quiero tenerlo todo contigo. Pase lo que pase, pese a quien le pese, siempre. 

¡¡¡¡Un aplauso para todas esas personas que te querían y ya ni te hablan!!!! 

Voy a meter en mi maleta todo mi orgullo. Toda mi pena. Toda mi ira. Y voy a ir a por ti. Pase lo que pase. Prometo no soltarte y sobretodo... quererte. Como el primer día. 

La vida se divide en 4 partes: AMAR, SUFRIR, LUCHAR Y VENCER.
El que ama, sufre. El que sufre, lucha. El que lucha, vence.
 


Discúlpame, no fue mi intención amarte. 


Si tú me dejas te hago el hombre más feliz del mundo. 
Solo si tú me dejas...


A ver tontones, que cuando quiero llevo pantalones. Pero más me gusta la faldita, pa que me metas la manita.

Textos y fotos que podréis encontrar en: 
www.unlugarquevisitar.blogspot.com.es 
http://escribiendoenazul.blogspot.com.es/ 
http://photographymery.blogspot.com.es/ 
http://meryysayys.blogspot.com.es/ 

sábado, 26 de mayo de 2012

MEME LITERARIO



El último libro que he leído:  Jumpy, de April de Angelis; una obra de teatro sobre la crisis de los cincuenta, las relaciones paterno-filiales y la era digital.

El libro que estoy leyendo:  Buenos días, princesa, de Blue Jeans. "Trabajo de campo" debido a mi profesión, pero debo reconocer que, como Canciones para Paula, me tiene enganchada.

El libro que cambió mi forma de pensar:  Me impresionó mucho El árbol de la ciencia, de Pío Baroja, y aún hoy hablo de la ataraxia gracias a él.

El último libro que me hizo llorar:  Del último no me acuerdo, tiene que ser alguno de los de Noguer (muchos del catálogo de fondo que debo leer en el trabajo porque andamos reeditando me hacen llorar, como Bolas locas, pero también algunas de las novedades, como Un perro llamado Vagabundo. El primero fue Marialena, de Benito Pérez Galdós. Aún recuerdo ese verano en el pueblo de mis abuelos, estar leyendo fuera en la calle y no dejar de llorar cuando el chico de sus sueños prefiere a otra.

El último libro que me hizo reir:  Piacere, io sono Gauss, de Silvia Tesio. El niño que narra es hilarante.

Un libro prestado que no me han devuelto:  Pistola y cuchillo, de Montero Glez. Pero me lo van a devolver, porque yo sólo guardo los libros que me encantan (los otros, después de leerlos, suelo regalarlos), y éste ¡es uno de mis favoritos! ¡Qué prosa, por favor!

Un libro prestado que no he devuelto:  Trilogía sucia de la Habana de Pedro Juan Gutiérrez. Me lo prestó una amiga el verano pasado para empaparme de Cuba antes de pasar mis vacaciones allí. Lo peor no es habérsela devuelto, ¡si no que llevamos todo este tiempo sin vernos!

Un libro que volvería a leer:  Anna Karenina, de Tólstoi. Lo leí de adolescente y pienso que seguro, por mi edad entonces, me perdí muchas cosas.

Un libro que cambió mi vida:  Ninguno me cambia la vida, la vida me la cambian los acontecimientos que suceden en ella, pero , de Charles Benoit, me impactó sobremanera y "me cambió la vida" porque... ¡fue el primero que contraté como editora!

Un libro para regalar a ciegas:  El curioso incidente del perro a medianoche, de Mark Haddon. Siempre cae bien.

Un libro que me sorprendió para bien:  La mayoría de Kiko Amat. Los prejuicios no son buenos, y yo los tuve con él.

Un libro que me decepcionó:  Algunos de la última época de Paul Auster, a quien adoraba antes.

Un libro que robé:  Plays, de April de Angelis, una recopilación de sus obras de teatro que no devolví de la biblioteca del Rose Bruford College (Inglaterra) donde estudié teatro un año. Como era una estudiante Erasmus de Barcelona que no iba a volver...

El autor del que tengo más libros:  Martín Piñol, ¡guardo todos los títulos de La cocina de los monstruos!

Un libro valioso:  Momo, de Michael Ende, en una decimocuarta edición de Alfaguara de 1984, forrado porque lo leíamos en el cole. Darían poco por él en un mercado de libros de segunda mano, pero para mí no tiene precio.

Un libro que llevo tiempo queriendo leer:  The Brief Wondrous Life of Oscar Wao, de Junot Díaz. Lo compré cuando ganó el Pulitzer en ¡2008! y sigue esperando paciente en mi librería a que me decida cogerlo...

Un libro que prohibiría:  Cualquiera de no ficción que haga apología fascista, racista, etc. (no quiero ni citar títulos).

El próximo libro que leeré: Por trabajo, cualquier manuscrito de la lista de mi eReader. Por placer, estoy esperando a que me presten El abuelo que saltó por la ventana y se largó de Jonas Jonasson, el libro más vendido este pasado Sant Jordi.








(Cuestionario prestado del Cronista de Salem, que a su vez lo tomó prestado...)

domingo, 20 de mayo de 2012

PALABRAS FUNDAMENTALES

Haz que tu vida sea
campana que repique
o surco en que florezca y fructifique
el árbol luminoso de la idea.
Alza tu voz sobre la voz sin nombre
de todos los demás, y haz que se vea
junto al poeta, el hombre.

Llena todo tu espíritu de lumbre;
busca el empinamiento de la cumbre,
y si el sostén nudoso de tu báculo
encuentra algún obstáculo a tu intento,
¡sacude el ala del atrevimiento
ante el atrevimiento del obstáculo!


Nicolás Guillén

domingo, 6 de mayo de 2012

MADRE NO HAY MÁS QUE UNA


Yo que llevo en el alma las dudas escondidas,
cuando tengo las alas de la ilusión caídas,
¡las manos maternales aquí en mi pecho son
como dos alas quietas sobre mi corazón!

(Fragmento del poema Las manos de mi madre de Alfredo Espino e ilustración de Marcelle Latour.)

viernes, 4 de mayo de 2012

FORMA Y CONTENIDO

El árbol de la vida es una bella película que discurre lenta en pantalla pero rápida para el espectador. Una película que despierta todos tus sentidos: las imágenes que muestra son de una belleza extraordinaria y evocativa, y la música que suena, maravillosa y emotiva.
A menudo, la exhibición de forma conlleva el olvido del contenido, pero en este caso, Malick consigue que los pensamientos de los personajes (en unos actores en estado de gracia) y la historia que discurre paralela a esas imágenes extremadamente hermosas que se nos muestran y a la música perfecta que la acompaña se adentren en el alma del espectador y le muevan a reflexionar y a sentir.
Bravo por Malick.