domingo, 26 de agosto de 2012

CARIÑITO


Como cantaba Tito Nieves, "quisiera escribir un libro para que no se me olvide lo vivido contigo". Quisiera, si pudiera, regalarte realmente mi fábrica de sueños.

(Ilustración: Anna Llenas.)

martes, 7 de agosto de 2012

MAÑANA EL MUNDO CONTINÚA


A mí del fútbol sólo me interesan algunos jugadores a los que encuentro irresistibles, como un día lo fue Tarzán Migueli; porque, como dijo Josep Maria Puyal cuando el Barça perdió un partido: "Sólo es fútbol, mañana el mundo continúa".

sábado, 4 de agosto de 2012

RETOMAR VIEJOS HÁBITOS





Estoy retomando el viejo hábito de mirar películas el fin de semana, y gracias a una promoción del FNAC, he comprado algunas que me marcaron al verlas en la gran pantalla, como Clerks, de la que disfruté ayer y que me sigue pareciendo fantástica (¡costó únicamente 27.000 dólares!) y que, junto a Stranger Than Paradise, son referentes para mí. Si algún día rodara un film, sería así: en B/N y en capítulos. De hecho, tras ver la de Jarmusch e influenciada por la de Smith, empecé a escribir Naked Angels, un guión cinematográfico sobre dos chicas que trabajaban en un videoclub en Londres, sólo que mi historia, como a menudo suelen ser las que escribo, era trágica.

Además de recordar películas, estoy viendo otras por primera vez. La semana pasada le tocó a New York, New York, que me recordó a The Way We Were por retratar esas parejas que se quieren tanto y se separan. Cuando Liza Minnelli canta la canción que da título a la película, lloré. Como el logo de Milton Glaser para promocionar la Gran Manzana, New York, New York es un clásico.

miércoles, 1 de agosto de 2012

TOUCH ME, I WANNA BE DIRTY



"Because no other man could do that in heels which such ease."

Sí, confieso no haber visto The Rocky Horror Picture Show hasta hace tres días, y Tim Curry me parece espléndido en la película. Cuando canta "I'm just a sweet transvestite", he's the boss --mind me Bruce Springsteen.

De la película, me divirtieron los guiños intelectuales --¿casuales?-- de la boca al principio a Not I, de Samuel Beckett, y el peinado de Magenta (¡fantástico nombre!), a lo La novia de Frankenstein; así como descubrir que Stallone llamara Rocky a su boxeador tan sólo un año después que se creara el personaje de un musculado Rocky en este musical. No dejé de preguntarme durante toda la película: "¿A qué clase de loco se le ocurre filmar una barbaridad así y, sobre todo, quién dio luz verde al proyecto?" J'adore los disparates!