miércoles, 26 de junio de 2019

EN TIEMPOS DE VOX... BE A STAR

"Creo que era el 4 de julio. Habíamos quedado a medianoche, pero no apareció."


Marsha P. Johnson, reconocida como la Rosa Parks del movimiento LGTB, fue hallada muerta el mismo verano en el que las Olimpiadas de Barcelona estaban a punto de transformar la ciudad condal.

Ahora, parece que el país también puede sufrir una transformación.

Johnson fundó la organización STAR (Street Transvestite Action Revolutionaries), y organizó marchas a favor de la liberación gay y otras acciones políticas radicales que, en los tiempos que corren actualmente en España, quizá deberíamos emular.

Pero ¿quién debería empezar la lucha? Lo interesante del caso de Marsha P. Johnson es que demuestra que, al menos en EE. UU., los grandes avances han sido liderados por las minorías. Aunque el reconocimiento casi siempre se lo llevan los blancos, la cultura drag la dirigieron mujeres trans afroamericanas y latinas. Tanto es así, que en 1975 Andy Warhol realizó una serie titulada Ladies and Gentlemen en la que retrató a varias drag queen y mujeres trans de color, Johnson entre ellas.


Randy Wicker, periodista y amigo de Johnson, decía de ella que "se elevó por encima de ser un hombre o una mujer; se elevó por encima de ser negro o blanco; se elevó por encima de ser hetero u homosexual". Porque, en realidad, Marsha P. Johnson sabía que se trataba de un tema de derechos humanos.

Y hoy, aquí, también debemos defender esos derechos. 



miércoles, 29 de mayo de 2019

IT IS NEVER BY CHANCE

Letters of Note recoge misivas cotidianamente extraordinarias, tan inspiradoras que Jamie Byng, CEO de Canongate, decidió recoger esa idea en su proyecto Letters Live. De todas las cartas que leí, esta que transcribo líneas abajo, me impresionó sobremanera. Su autor, Luz Long, era un atleta alemán que, en 1936 y representando a su país en los JJ. OO. que se celebraban en Berlín bajo la atenta mirada hitleriana, fue capaz de pensar por él mismo, decidir por él mismo, posicionarse de manera clara ante una situación social e histórica indamisible y confraternizar con Jessie Owens, a quien aconsejó en la pista y felicitó tras su triunfo. De esa relación nació un amistad que llevaría a Owens a ser el padrino en la boda de su rival olímpico y, a Long, a escribirle esta carta mientras servía en el ejercito durante la Segunda guerra mundial:

I am here, Jesse, where it seems there is only the dry sand and the wet blood. I do not fear so much for myself, my friend Jesse, I fear for my woman who is home, and my young son Karl, who has never really known his father. 

My heart tells me, if I be honest with you, that this is the last letter I shall ever write. If it is so, I ask you something. It is a something so very important to me. It is you go to Germany when this war done, someday find my Karl, and tell him about his father. Tell him, Jesse, what times were like when we not separated by war. I am saying—tell him how things can be between men on this earth. 

If you do this something for me, this thing that I need the most to know will be done, I do something for you, now. I tell you something I know you want to hear. And it is true. 

That hour in Berlin when I first spoke to you, when you had your knee upon the ground, I knew that you were in prayer. 

Then I not know how I know. Now I do. I know it is never by chance that we come together. I come to you that hour in 1936 for purpose more than der Berliner Olympiade.

And you, I believe, will read this letter, while it should not be possible to reach you ever, for purpose more even than our friendship. 

I believe this shall come about because I think now that God will make it come about. This is what I have to tell you, Jesse. 

I think I might believe in God. 

And I pray to him that, even while it should not be possible for this to reach you ever, these words I write will still be read by you.
Your brother,
Luz


Tal y como presentía Long, este encontró la muerte lejos de casa y, tal y como probablemente sabía, Owens cumplió su parte. Porque, como el alemán escribió en la que debió ser una de sus últimas cartas, no es casualidad que uno se cruce con ciertas personas y nazcan árboles fuertes de esa unión.


lunes, 27 de mayo de 2019

BICHOS

En mi entorno, la mayoría considera que quizá soy demasiado estricta con mi hijo. Y no hay día que no reflexione sobre ello, porque es verdad, a veces pienso que soy demasiado exigente con quien es apenas un niño. Pero también es verdad que todo mi entorno cree que mi hijo es estupendo y eso, en parte, se debe también a la educación que recibe de mí.

Sé que podría mejorar (mucho), y sé que debería dar más tregua a mi pequeño. Pero cuando miro alrededor, veo a muchos niños insolentes, malcriados por sus padres, niños a quienes se les permite todo y a quienes no se ponen límites, niños que son, francamente, el horror. Y entonces, reafirmo que los límites son necesarios.



jueves, 9 de mayo de 2019

DIOS ERA MUJER

De Christina Rosenvinge me reenamoro cada tantos años. Escucho su nuevo trabajo discográfico, leo una entrevista... y surge de nuevo el flechazo. Ahora, con su Debut, ha vuelto a suceder. Es un libro sencillo, en el que apenas se descubre en unas pocas páginas que dan contexto a cada uno de los álbumes que ha publicado, a las letras de sus canciones. Pero aun y ser  un pequeño resquicio por el que deja colarse al lector, este explora no solo parte del universo de Christina, sino también de su alma y de su corazón.

                                                                                        Foto de Claudio Álvarez

lunes, 1 de abril de 2019

TÚ DECIDES


"Tú decides" es un sabio consejo que respeta el freedom of choice o el libre albedrío que cierra los cuentos de Anna Morató De mayor quiero ser feliz. Para mí son más situaciones, pequeñas historias cotidianas, que cuentos per se. Pero funcionan. Y vienen a decir lo que reza esta imagen: tú escoges con qué cargas tu mochila.

miércoles, 13 de marzo de 2019

WALLS OF WONDER

En esta era de los lemas para ser feliz en 140 caracteres (280 ahora, Twitter se dio cuenta que el microrrelato era un arte que solo estaba al alcance de unos pocos), ¡reivindico las pintadas en las paredes!






viernes, 8 de marzo de 2019

8-M

"--Pero no seas así, sos demasiado sensible...
--Qué le vas a hacer, soy así, muy sentimental.
--Demasiado. Eso es cosa...
--Por qué te callás?
--Nada.
--Decilo, yo sé lo que ibas a decir, Valentín.
--No seas sonso.
--Decilo, que soy como una mujer ibas a decir.
--Sí.
--¿Y qué tiene de malo ser blando como una mujer?, ¿por qué un hombre o lo que sea, un perro, o un puto, no puede ser sensible si se le antoja?
--No sé, pero al hombre ese exceso le puede estorbar.
--¿Para qué?, ¿para torturar?
--No, para acabar con los torturadores.
--Pero si todos los hombres fueran como las mujeres no habría torturadores."

El beso de la mujer araña, de Manuel Puig.